Archivo de Categorías: En Primera Persona

Minucias del empleo público

Cumplir horarios, tener metas, objetivos y temor a la reprimenda; quizá así se defina un trabajo remunerado promedio en el sector privado. En algunos, incluso, existe la motivación suficiente y la ilusión de un ascenso. Pues bien, en el empleo

Minucias del empleo público

Cumplir horarios, tener metas, objetivos y temor a la reprimenda; quizá así se defina un trabajo remunerado promedio en el sector privado. En algunos, incluso, existe la motivación suficiente y la ilusión de un ascenso. Pues bien, en el empleo

De cómo fue que el viejo Timoteo casi me arruina la vida

Lo que pasó es para mí ahora como un cuento de Fontanarrosa, amigos. Es una versión de “19 de diciembre de 1971”. Todos triperos menos mi viejo, de Independiente. Primera parte de 1995, yo, entusiasmada, me enganchaba en todas las

De cómo fue que el viejo Timoteo casi me arruina la vida

Lo que pasó es para mí ahora como un cuento de Fontanarrosa, amigos. Es una versión de “19 de diciembre de 1971”. Todos triperos menos mi viejo, de Independiente. Primera parte de 1995, yo, entusiasmada, me enganchaba en todas las

Botellas de agua

Cuando era joven y desocupado, a principios de los 2000, tenía la costumbre de salir a pasear en un horario tan insólito como las primeras horas de la tarde. El reciente apocalipsis nacional había raleado parte considerable de los comercios.

Botellas de agua

Cuando era joven y desocupado, a principios de los 2000, tenía la costumbre de salir a pasear en un horario tan insólito como las primeras horas de la tarde. El reciente apocalipsis nacional había raleado parte considerable de los comercios.

Piano, alcohol y cigarrillos

Siempre lo veía de lejos, él ocupado en quedar bien y divertirse con los que lo iban a visitar a lo de mi abuela. No vivía acá, vivía en Europa. Se fue allá a probar suerte con una beca hace

Piano, alcohol y cigarrillos

Siempre lo veía de lejos, él ocupado en quedar bien y divertirse con los que lo iban a visitar a lo de mi abuela. No vivía acá, vivía en Europa. Se fue allá a probar suerte con una beca hace

La Cuestión Ge

Me llama mi amiga la rubia, la alta, flaca, Valen, te acordás. Pero sí, si la ves seguro sabés quién es. Me llama al fijo y me dice cualquier cosa, salí con vos. Clac, me corta. Con quién saldrá. Andá

La Cuestión Ge

Me llama mi amiga la rubia, la alta, flaca, Valen, te acordás. Pero sí, si la ves seguro sabés quién es. Me llama al fijo y me dice cualquier cosa, salí con vos. Clac, me corta. Con quién saldrá. Andá

Deconstruyendo Latinoamérica

Probablemente las razones y motivaciones por las cuales distintas personas salen de  viaje a recorrer un continente, a buscar otra forma de vida por un tiempo deben ser bien variadas. Igualmente hay ciertos patrones que se repiten. Las rutas, las

Deconstruyendo Latinoamérica

Probablemente las razones y motivaciones por las cuales distintas personas salen de  viaje a recorrer un continente, a buscar otra forma de vida por un tiempo deben ser bien variadas. Igualmente hay ciertos patrones que se repiten. Las rutas, las

Ideas sueltas

Estuve pensando en las personas como yo, que creo que somos más de los que imaginaba. No me animo a declararlo exactamente como la próxima generación X o Y o lo que sea, me refiero a esa juventud que se

Ideas sueltas

Estuve pensando en las personas como yo, que creo que somos más de los que imaginaba. No me animo a declararlo exactamente como la próxima generación X o Y o lo que sea, me refiero a esa juventud que se

Eramos pocos y cayó Carla

“Venga a ver, que Martín trajo novia“,  avisó la vieja de Beto por teléfono. Y ahí fuimos como unos salames, como si Martín hubiera traído una piedra de los lagos del sur. Estaba ella, veintipico de años, despampanante, con un

Eramos pocos y cayó Carla

“Venga a ver, que Martín trajo novia“,  avisó la vieja de Beto por teléfono. Y ahí fuimos como unos salames, como si Martín hubiera traído una piedra de los lagos del sur. Estaba ella, veintipico de años, despampanante, con un

Memorias de un protolibrero VII: Celebrities

Juanse me preguntó por libros de Georgia O’Keefe, pero tuvo que atenderlo otro compañero porque me tenté de risa. Tenía la misma chaqueta que Pomelo. Una vez Gustavo Cerati me preguntó dónde estaba el baño: ‘pasando el foyer a la

Memorias de un protolibrero VII: Celebrities

Juanse me preguntó por libros de Georgia O’Keefe, pero tuvo que atenderlo otro compañero porque me tenté de risa. Tenía la misma chaqueta que Pomelo. Una vez Gustavo Cerati me preguntó dónde estaba el baño: ‘pasando el foyer a la

Haga patria: mate a un agente inmobiliario

La lenta y progresiva inquilinización de la clase media porteña -o en mi caso, aporteñada- lleva a que uno tenga que lidiar con una subespecie de comerciantes cuya tarea consiste en obstaculizar denodadamente las posibilidades de alquilar un departamento en

Haga patria: mate a un agente inmobiliario

La lenta y progresiva inquilinización de la clase media porteña -o en mi caso, aporteñada- lleva a que uno tenga que lidiar con una subespecie de comerciantes cuya tarea consiste en obstaculizar denodadamente las posibilidades de alquilar un departamento en

Crónicas de cabotaje: Santa Cruz, Segunda parte

Salimos de la ciudad de Comandante Luis Piedrabuena cerca del mediodía, bordeando la costa atlántica y contemplando nada más que el mar hacia la derecha y formaciones rocosas (acantilados, cañones, barrancos, esas cosas) a la izquierda.  En una camioneta, el

Crónicas de cabotaje: Santa Cruz, Segunda parte

Salimos de la ciudad de Comandante Luis Piedrabuena cerca del mediodía, bordeando la costa atlántica y contemplando nada más que el mar hacia la derecha y formaciones rocosas (acantilados, cañones, barrancos, esas cosas) a la izquierda.  En una camioneta, el

Del otro lado de la barra

De chico coleccionaba latitas como – creo- casi todos lo hemos hecho. La gran mayoría eran de cerveza. Pero yo era muy menor de edad, así que mis viejos evidentemente probaron una interesante variedad de cervezas durante mi infancia. También,

Del otro lado de la barra

De chico coleccionaba latitas como – creo- casi todos lo hemos hecho. La gran mayoría eran de cerveza. Pero yo era muy menor de edad, así que mis viejos evidentemente probaron una interesante variedad de cervezas durante mi infancia. También,

Crónicas de cabotaje: Santa Cruz

Río Gallegos probablemente esté en el top #3 de las ciudades más feas y hostiles del país, lo cual resulta paradójico, pues pertenece a la que quizá sea la provincia más linda y más rica en paisajes. Río Gallegos es

Crónicas de cabotaje: Santa Cruz

Río Gallegos probablemente esté en el top #3 de las ciudades más feas y hostiles del país, lo cual resulta paradójico, pues pertenece a la que quizá sea la provincia más linda y más rica en paisajes. Río Gallegos es

De cuando bailé en Cocodrilo

Grupo de colegas amigos muy mayoritariamente masculino combinado con una oferta que apareció en Groupon volvió obvia la elección para la locación de la despedida de Martín. “¿Y si vamos a Cocodrilo?”. Irse del país nunca fue celebrado con tanto

De cuando bailé en Cocodrilo

Grupo de colegas amigos muy mayoritariamente masculino combinado con una oferta que apareció en Groupon volvió obvia la elección para la locación de la despedida de Martín. “¿Y si vamos a Cocodrilo?”. Irse del país nunca fue celebrado con tanto

Los Libros, Los Viajes

Desarmar un departamento, irse de una ciudad después de diez años. Encarar un viaje a mochila por Sudamérica sin fecha de vuelta. “¿Cuántas cajas voy a ocupar de libros en la mudanza?” Fueron cinco finalmente. Podrían haber sido más. La

Los Libros, Los Viajes

Desarmar un departamento, irse de una ciudad después de diez años. Encarar un viaje a mochila por Sudamérica sin fecha de vuelta. “¿Cuántas cajas voy a ocupar de libros en la mudanza?” Fueron cinco finalmente. Podrían haber sido más. La

Alguien que podría ser yo

Me tientan las cosas inùtiles. Sacar una manchita de la ropa rascándola con el dedo. Me tienta un kiosco de revistas, las fotos, los colores, los idiomas, el olor al tinta. Me tienta la tinta, meter los dedos, mancharme y

Alguien que podría ser yo

Me tientan las cosas inùtiles. Sacar una manchita de la ropa rascándola con el dedo. Me tienta un kiosco de revistas, las fotos, los colores, los idiomas, el olor al tinta. Me tienta la tinta, meter los dedos, mancharme y

Buddy

Me gusta Buddy Miles porque tiene cara de bueno. De gordo bueno. Miren esa foto. Y busquen luego alguna en la que Jimi Hendrix se esté riendo así. No la hay, y es porque el gordo Buddy te hace reír.

Buddy

Me gusta Buddy Miles porque tiene cara de bueno. De gordo bueno. Miren esa foto. Y busquen luego alguna en la que Jimi Hendrix se esté riendo así. No la hay, y es porque el gordo Buddy te hace reír.

Wishes

Soy buena, decile a tu psicólogo.

Wishes

Soy buena, decile a tu psicólogo.

Tiempo muerto

Trabajar cuando hay trabajo. Ese es mi ideal en estos minutos. Si tengo tres horas al pedo en la oficina, no concibo el desperdicio de mi tiempo. ¿Quién quiere una persona mirando el monitor como un mono drogado, haciendo que

Tiempo muerto

Trabajar cuando hay trabajo. Ese es mi ideal en estos minutos. Si tengo tres horas al pedo en la oficina, no concibo el desperdicio de mi tiempo. ¿Quién quiere una persona mirando el monitor como un mono drogado, haciendo que

Odontophobia

Estoy preocupado. Tengo casi cuarenta años y la urgente necesidad de concurrir a un odontólogo. Dicen que los hombres del futuro nos reconocerán por nuestras obras. En lo que a mí respecta, a falta de obra, deberían de reconocerme por

Odontophobia

Estoy preocupado. Tengo casi cuarenta años y la urgente necesidad de concurrir a un odontólogo. Dicen que los hombres del futuro nos reconocerán por nuestras obras. En lo que a mí respecta, a falta de obra, deberían de reconocerme por

Paz a la banana

Me gusta la banana. Disfruto saborearla de una punta a la otra. Y hay gente a la que eso le parece gracioso. Son malpensados. O en realidad no. Han sido impregnados por una cultura con idea fija, que no permite

Paz a la banana

Me gusta la banana. Disfruto saborearla de una punta a la otra. Y hay gente a la que eso le parece gracioso. Son malpensados. O en realidad no. Han sido impregnados por una cultura con idea fija, que no permite