Consultorio Jurídico Mate y Venga

Querida Spid3r: Te escribo porque me separé hace bastante de mi esposa, con quien tenemos dos hijos, uno ya mayor de edad. Me puse de novio hace poco con una mina bárbara, nos llevamos genial, mi hijo más grande ya la conoció. Mi ex, con quien veníamos bien, tranqui, se volvió loca y me empezó a acosar por mensajito y por whatsapp, me manda de a cuarenta mensajes por hora, me deja mensajes de voz amenazantes que no me va a mandar a la nena más chica, hay mensajes que tienen la misma hora y los mismos minutos, la tuve que bloquear en Facebook. El tema es que lo está volviendo loco también a mi hijo mayor con el tema de la puta con la que salgo. El pibe mío se siente agobiado también, y mi novia ya no aguanta más la locura en la que estoy metido. Yo a veces la atiendo, otras no, y si no la atiendo es peor. Quiero ver si le podemos hacer una restricción para que no me llame ni me escriba más. Suyo, gracias, el acosado.

Querido Acosado: Mire, podemos pedirle al juez que se expida con algo del tipo: “que la loca de la fulana se abstenga de llamar por celular y acosar virtualmente al Sr. Acosado, evitando mensajes de texto y contacto por toda red social”. Le advierto que necesitamos dos testigos que digan que usted está sufriendo. Trate de convencer a su hijo de que hable a su favor, aunque lo veo difícil, porque es poner al pibe entre usted y su propia madre. El testimonio de su novia puede andar. Además, vaya a un escribano para que le haga un dump de todos los mensajes, es decir, que le arme copia de todos los mensajitos, que espero que no los haya borrado por el amor de Lagomarsino. Con el dump, más los testigos, es posible que el juez decrete 60 días de protección virtual para Usted. Pongalé. Pero sabe qué? No podemos estar así, viejo, Usted lo que tiene que hacer es agarrar el teléfono, rescatar los contactos que más le interesan, sacar el chip y tirarlo a la mierda. ¡Cambie de número! que su ex no se entere, que tarde en tener su nuevo número! ¿Cómo vamos a ir al juzgado como dos salames a decirle esto al juez, que su ex lo acosa? ¡Se nos va a matar de risa! Me van a decir los empleados: ¿a quién trajiste? ¿quién es este nabo? Déjese de joder, amigo, cambie de número y si la ve caminando por la calle y usted está con el auto tírele un fino para que se asuste. Suya, Spid3r.

 

Estimada Dra. Spid3r: ¿es cierto que uno puede punguearse un libro si es para leerlo? Un autor lector.

Estimado Autor Lector. Me da pocos datos, pero asumo que por la expresión punguear usted relojeó la tapa del broli en el subte. Y seguro es un libro que nunca encontró en ningún lado y lo ha desvelado durante años. Dele para adelante, manotee pero con discreción, sin tocar a nadie. Cuando lleguemos a la Corte Suprema argumentaremos que usted se encontró con el libro en sus manos mientras estaba el libro en el aire, cayendo, y que por lo tanto el libro era res nullius, o sea no era de nadie, como decían los españoles de América, que ellos la habían encontrado primero y no tenía dueño. Lo segundo que argumentaremos, en caso de que la analogía con el continente americano no funcione, es que usted iba efectivamente a leerlo, y eso es de por sí, innegablemente, para el bien de la humanidad, por el bien común, tan sublime objetivo. Tercero, no se preocupe, porque el principio de oportunidad indica que por el valor de un libro que va en la cartera de la dama o en el bolsillo del caballero del subte no vale la pena empezar un juicio. Ya lo ganamos.

 

Querida Spid3r: Me acaban de notificar que estoy como demandado en un juicio por un choque que protagonizó el chofer del taxi del que soy propietario. Parece que levantó por el aire a dos que iban en una moto y terminaron en el hospital. El reclamo es una locura, arriba de dos millones de pesos. Uno de los chabones se rompió la muñeca y reclama daño estético. ¿Qué hago? Ayúdeme, siempre el mismo pelotudo.

Querido Siempre el Mismo: mire, mucho no lo puedo hacer zafar. Le explico. Usted como dueño del auto responde porque sí, por ser el dueño nomás. Así es la ley, el auto es considerado en nuestro derecho un objeto peligroso, usted responde. Esos valores de todos modos están tabulados, con lo cual el monto que usted dice que le reclaman es una locura total. Vamos a citar a su seguro en garantía, que supongo que, por ser tachero, usted estaba asegurado, así que la aseguradora garpará; y rechazaremos el daño estético del sarpado este que no sé qué se quiere cobrar, realmente. Porque una muñeca rota se la podemos pagar como oro a , qué se yo, a una modelo de crema Hinds, inclusive si usted atropelló a Del Potro y le rompió la muñeca tal vez ponemos unos mangos, pero a un tarado que porque le quedó una cicatriz en el brazo zafando de quedar paralítico se cree que le vamos a garpar dos palos, enloqueció, amigo. Le diremos que los machos se hacen a los golpes, que no joda, porque le vamos a mandar cortar toda la cara por la mafia de los taxis, que espero usted tenga buenos contactos, y ahí sí no le va  a gustar la cicatriz. Pase por el estudio a la tarde. Spid3r.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: