Una noche en Twitter

Como a las 11 de la noche apareció un rumor. Un periodista del Buenos Aires Herald decía que habían encontrado muerto al fiscal Nisman. Sus tuits generaron una onda expansiva que rápidamente pobló mi timeline. Sólo los extranjeros hablaban de cosas normales. Estábamos ante algo que no podíamos creer que fuera cierto, y que la sola idea llevaba a toda clase de especulaciones.

Varios periodistas, algunos que sigo y otros que no, aparecían en el timeline reportando los rumores y aclarando que no podían confirmar nada. El resto de los mensajes eran lo de siempre: ocurrencias, chistes, opiniones apresuradas, citas de los Simpsons, fotogramas de El Padrino. Era normal. No sabíamos qué pasaba, no teníamos mucha forma de enterarnos. No había razones para pensar que los rumores eran ciertos. Igual de probable era que alguien estuviera jodiendo.

Me acordé de un episodio en el extinto blog La Redó, donde un comentarista anunció que había muerto Maradona (fue durante una de sus largas internaciones). Alguien salió a decir que su hermana trabajaba en la clínica, y que la noticia se iba a conocer a determinada hora. Rápidamente el rumor se expandió por todo el mundo deportivo. Con el paso de las horas quedó claro que no era cierto, pero eso no impidió montones de especulaciones y alteraciones de la vida cotidiana.

Acá podía pasar lo mismo. Lo lógico era esperar que alguien hablara con el fiscal y probara que estaba vivo. Sospecho que todos estábamos esperando eso. Pero empezó a pasar el tiempo. El rumor se hacía más fuerte. ¿En qué consiste que un rumor se haga más fuerte? En que es repetido por más personas, y que algunas de ellas sean más confiables que las de antes.

Eso es la parte peligrosa. Por más que un rumor sea “fuerte”, no tiene por qué ser cierto. Salían algunos a decir que estaba confirmado, que se había muerto, pero no sabíamos por qué lo decían, ni si estaban tratando de anticiparse para quedar como sabiondos. No sabíamos nada más que lo que veíamos en Twitter.

Por eso, entre los comentarios que salían, varios decían que ningún canal de noticias estaba hablando del tema. Algunos reclamaban que confirmaran en TN. Otros revisaban los sitios de diarios. A esa hora, ya pasadas las 12 o la 1, los canales no suelen tener programación en vivo. El único que tenía algo era C5N, que estaba pasando unos payasos hablando de pavadas en el estudio (en un canal de noticias que es obligatorio incluir entre los primeros 15 de la grilla de todos los cables).

La esfera twitteril necesitaba una confirmación o una desmentida, pero que fuera externa a Twitter. No se confiaba en lo que todos podíamos ver. Todavía la gente que está en Twitter no asumió las posibilidades de ese medio.

La televisión tiene en general mucha presencia en Twitter. Un porcentaje importante de lo que se dice ahí son comentarios sobre lo que está pasando en ese momento en TV. Por ejemplo, partidos de fútbol, donde la gente comenta cosas como “fue penal”, “nooooooo” o “así, así”.

Finalmente, como a las 2 de la mañana, TN ponchó placa de “Urgente” y comenzó la transmisión. Mandaron a un periodista con un teléfono a la casa del fiscal, y muy cautelosamente empezaron a decir que algo pasaba, pero no sabían qué. En Twitter, entonces, empezaron a quejarse de que en la televisión no sabían más que en Twitter.

Puede que fuera cierto. Lo más probable es que los de TN hayan visto los rumores en Twitter y, al no poder comprobar que eran falsos, iniciaron un despliegue periodístico. El periodista narraba que había móviles policiales, mientras la pantalla mostraba algunas fotos que ya habían salido por Twitter. Entre ellas, del secretario de seguridad Berni entrando al edificio. Con eso ya se sabía que algo importante estaba ocurriendo.

También nos enteramos por Twitter de cuando los sitios de los diarios empezaron a dar cuenta del rumor. Que, de nuevo, a esa altura seguía sin ser más que un espejo de Twitter.

Con el correr de las horas otros canales de noticias se plegaron a la cobertura. Crónica mandó un móvil bastante rápido (cosa que no suelen hacer tanto como antes). Incluso llegó un momento en el que C5N tuvo que sacar del aire a los payasos y hacer como si fuera un canal de noticias.  Mucho más tarde, el pobretón A24 sacó del aire los informerciales y ponchó una camarita puesta en el estudio de la radio La Red.

En Twitter se continuaba reportando lo que pasaba en los canales. Pero la carne también estaba en Twitter. Unos cuantos periodistas que venían haciendo el seguimiento, por ejemplo Mariana Montero, tiraban datos del orden de “lo están confirmando en off”. Otros hacían deducciones. Algunos continuaban con los chistes, aunque cada vez más cautelosos.

Lo interesante de Twitter, lo trascendente, es que se puede encontrar la información buscada. Está dentro del torbellino caótico. Está en cada uno interpretar y discernir qué tan confiable es lo que se dice y quién lo dice. Es un proceso democrático en el que no hay necesariamente autoridades, sino que hay que aplicar el “baloney detection kit” y ver si lo que se dice resiste. No necesitamos confirmaciones “oficiales” de otros medios. Cuando se produzcan hechos relevantes, está muy claro que van a aparecer en Twitter.

Sin embargo, seguimos buscando que las noticias aparezcan en otros medios. Seguimos con la sensación de que si no sale en la tele, no es real. Esto por un lado es sano: si algo trascendente es cierto, lo lógico es que aparezca en todos lados, no que se quede en un solo medio. Pero por el otro lado, muestra que todavía no nos acostumbramos a independizarnos de los medios tradicionales, y que continuamos dándoles, si no la última palabra, un lugar preponderante que ya no tienen por qué tener.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: