Crimen Verdadero o Falso

Más de una vez hemos escuchado el rumor de que el domingo sería el día con mayor tasa de suicidios. El domingo por la tarde, después de la merienda. Si ese dato es real, Canal Encuentro debería tenerlo en cuenta en el armado de su programación y disponer que el programa de Zaffaroni sea transmitido otro día o en otro horario. O nunca. Lo digo por propia experiencia: soporté dos minutos de la emisión del 16 de noviembre de 2014, a las 17 horas. Se los resumo: según Zaffaroni los medios de comunicación muestran un puñado de hechos delictivos a partir de los cuales construyen un escenario (una sensación) de inseguridad en la comunidad; pero que ni esos hechos ni ese escenario son la realidad completa. No contento con evocar a Sartori, el penalista se apuntó un giro literario, comparando su tesis con los avances de una película cuyo objetivo es hacerla parecer más espectacular de lo que verdaderamente es. Mientras hablaba de estos temas, Zaffaroni nos ilustraba con una sucesión de fragmentos de noticieros televisivos, incurriendo en el pecado que critica.

Naturalmente, llegado este punto, deberíamos trazar una línea en la arena y recursar como ser pensante a quien atribuye reduccionismo a los medios de comunicación y lo hace mediante una amalgama de noticias aisladas. Sin embargo, no acabó ahí. Zaffaroni tenía en conserva una perla más. Después de la analogía entre la forma en que los noticieron presentan los crímenes y los trailers cinematográficos, el pronto ex ministro de la Corte Suprema aclaró lo obvio: que los avances no son la película completa y que, presten atención, “nadie puede ver la película completa”, es decir, la realidad. Se corre el telón, al fin, revelando una de las matrices del pensamiento kirchnerista. En la versión más pedestre del concepto se trata del mantra “es complejo”, o su reverso “no es tan simple”. Otra versión se la escuché a Gabriel Mariotto. Antes de ser elegido vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, fue invitado a un programa de Majul donde impugnó varios informes sobre la pobreza en el conurbano alegando que las imágenes mostradas eran “sintagmas” de la realidad. Al no entender, el conductor le dió la chance a Mariotto de ufanarse de su erudición de CBC y, a la vez, desviar el eje de la cuestión. El sofisma pegó fuerte: la realidad total es inasequible, ergo, nada es verdadero. Borges podría haber estado de acuerdo con la primera parte: aprehender la realidad en un todo es atributo de la divinidad, pero habría refutado la segunda: la llanura está presente en el Martín Fierro aunque Hernández no la mencione nunca. Me apena mucho mezclar a Borges con la escoria de la humanidad. No tuve alternativa.

Este debate (ay) que aparenta ser muy filosófico, tiene ecos en la vida diaria. Y acá también hablo por expediencia propia. En los últimos años, muchas personas cercanas fueron víctimas de episodios delictivos; la gama va desde el simple arrebato de un celular hasta el robo a mano armada, la irrupción en una casa, el secuestro del auto con el dueño adentro y, por desgracia, un asesinato que, para peor, derivó en un suicidio. Salvo el último, ninguno de estos hechos fue recogido por los medios de comunicación. Ninguno. Lo que me lleva a dudar si realmente ocurrieron, ya que aquello que no aparece en los medios no existe, es invisible. Sucede que, sin embargo, estoy influido por la agenda televisiva de esos mismos medios de comunicación, cuyo propósito, no olvidemos, es construir una atmósfera de inseguridad apocalíptica; de modo que, si bien los delitos que conozco personalmente no llegaron a los noticieros, el contexto de delincuencia creciente me fuerza a creer que existieron. Zaffaroni y los suyos vienen a enredar el acertijo: todos los crímenes, tanto los que tienen repercusión pública como los ignorados, constituyen sintagmas al fin de cuentas, no son la verdad. Pregunto entonces: ¿qué hacer con el delito invisible en los medios, ratificado por el contexto de inseguridad mediática pero desmentido por la teoría de la comunicación social?. La respuesta: “uf, es complejo”.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: